Un poco de Historia de la Congregación

[Volver]

Congregación de origen francés, fundada en Castres, en el Sur de Francia, el 8 de diciembre de 1836 por Emilie de Vileneuve.

 

Emilie, nació en Toulouse, Francia, el 9 de marzo de 1811 y falleció en Castres el 2 de octubre de 1854, víctima de una epidemia de cólera.

 

Desde su más tierna edad vivió en el castello de Hauteriv, cerca de Castres. De joven sintió una atracción irresistible a poner su vida al servicio de los más pobres y deseaba ser hermana de la Caridad. Sin embargo sus directores espirituales, dándose cuenta de que era una persona con un carisma especial, la orientaron a fundar una Congregación. Con otras dos hermanas empezó una obra educativa acogiendo, con corazón materno, a adolescentes y jóvenes de la clase obrera francesa.

 

 

¿Quien somos? ¿dónde estamos? Hermanas, Hermanos, Laicos

Nombre: Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Castres.

 

Apellido: hermanas Azules

 

Fecha de fundación: 8 de diciembre de 1836 en Castres, Francia.

 

Sede General: Via Vincenzo Viara de Ricci, 24

 

00168 – Roma – Italia

 

Teléfono: 06.30.518.63

 

Site: www.cicressources.net

 

Superiora General: Nuria Bayó Blasco (nuriabayo@cic-castres.org)

Datos de la Congregación

La Congregación, con sus alegrías y retos, ve crecer el número de las hermanas y su expansión se extiende, fuera de Francia. En 1848 Emilie envía sus primeras misioneras en Senegal, Gambia y Gabón.

 

Muchos años más tarde, en 1903, las hermanas están obligadas a expatriarse de Francia y se dirigieron a España e Italia. Después en 1904 van a América Latina y más recientemente (1998) marcan presencia en Asia.

 

En 1991, Juan Pablo II reconoció la heroicidad de las virtudes de la fundadora Emilie de Villeneuve. Y en 1995, el milagro de la curación de una joven llamada Binta de Sierra Leona, atribuido a la intercesión de la sierva de Dios hizo posible su beatificación, en castres el día 5 de julio de 2009.

 

Congregación de Derecho Pontificio, tiene como principal eje de su espiritualidad la Centralidad en Dios y en los pobres. María Inmaculada es también un referente inspirador de mujer que vivió plenamente el discipulado de Jesús.

 

Vida en común, Espiritualidad y Misión son tres aspectos importantes que caracterizan a las Hermanas Azules, es así como son conocidas.

 

Las hermanas, además de los votos de Pobreza, Castidad y Obediencia hacen um cuarto voto, El de dedicarse totalmente a la causa de las personas, sobre todo de las más necesitadas. La llamada de Emilie de Villeneuve que nos invita a “ir sin dudar allí donde la voz del pobre las llame” es un imperativo para toda hermana azul.


En 2004, comienza la nueva rama masculina de la congregación, en el barrio del Reducto, en las afueras de Asunción (Paraguay), con tres jóvenes de nacionalidades distintas: Andrés Chazarreta (Argentino) Ramón Gómez (Paraguayo), Federico Basaldúa (mexicano). La misión de los hermanos azules, compartida con los laicos, se desarrolla especialmente en la pastoral: catequesis, infancia misionera, juventud, celebraciones y formación de líderes. También en el área social con el cuidado de la vida por medio de una salud alternativa y proyectos de generación de renta con las mujeres del barrio.

 

La Congregación cuenta actualmente con 585 miembros distribuidos en 120 comunidades, extendidas por 15 países. En este año de 2011 se han abierto dos comuidades una en Haití y otra en Burkina Fasso.

 


Encuentro de l'Equipo Historia en Castres

Nuestra jornada del lunes nos permitió descubrir en profundidad nuestras misiones de Africa: cultura, tradiciones a las que se inculturaron nuestras primeras misioneras motivadas por un agudo sentido de la misión y de nuestro cuarto voto.

ver noticia>